EDUCACIÓN FÍSICA: una lucha de resistencia

EDUCACIÓN FÍSICA: una lucha de resistencia

(Nuevo Ángulo) - Durante más de 15 años se ha estado debatiendo en el país la necesidad de atender seriamente el grave problema de las pocas plazas disponibles para maestros de educación física, lo cual afecta al final de cuentas a los estudiantes del Departamento de Educación (DE).

A duras penas, la agencia solo ha podido cumplir en ley con la presencia de un maestro por plantel, lo cual está muy por debajo de lo que se necesita debido a que el sistema sirve a estudiantes de la corriente regular y estudiantes de educación especial. La Ley numero 146 de agosto de 2000 dispuso que cada escuela proporcionará a sus estudiantes un mínimo de tres horas semanales de educación física. Luego de reclamos y luchas, el DE aceptó nombrar un maestro de educación física por cada 250 estudiantes, pero en la práctica dicha directriz nunca se ha cumplido.

En el 2003, la Asociación de Maestros de Puerto Rico reclamó en el Tribunal de Primera Instancia que se obligara al DE a cumplir con la designación de maestros de educación física. La reacción del DE ante ese mismo tribunal fue pedir que no se le eximiera de cumplir con la disposición debido a problemas de presupuesto. El tribunal, sorpresivamente, le dio la razón al DE amparado en el argumento de que ya había un maestro de educación física por plantel. No obstante, el foro judicial ordenó a la agencia que diseñara un plan escalonado de nombramientos para cumplir con las tres horas de educación física.

Educación apeló con éxito dicha instrucción ante el Tribunal de Apelaciones, el cual determinó sin embargo que el reclamo de la Asociación de Maestros estaba dentro de las responsabilidades del secretario de Educación. Desde entonces, la situación y los reclamos continúan. Como agravante al proceso burocrático en el DE, resulta que el 42 por ciento de los niños y jóvenes entre 5 y 18 años sufre de sobrepeso u obesidad, de acuerdo estadísticas suministradas por el profesor Ángel Javier Pérez, presidente de la Asociación de Educación Física y Recreacción.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda proveer cinco horas de educación física a la semana. Es decir, por lo menos una hora diaria los cinco días de clases. Como ejemplo de la gravedad del problema de obesidad, el 67 por ciento de la población general tiene esta condición de salud. No obstante, aún con la evidencia de que el DE no cumple su propia directriz de nombrar dos maestros de educación física por escuela, que cuatro de diez niños entre los 5 y 18 años están obesos y que casi siete de cada diez personas en Puerto Rico están en sobrepeso, los reclamos de acción de la Asociación de Maestros de Puerto Rico y de la Asociación de Educación Física y Recreacción no son atendidos por quienes dirigen la agencia.

Al cuestionársele la situación al secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, este indicó que la agencia está ofreciendo las tres horas reglamentarias a los estudiantes. Esto fue confirmado por su ayudante especial y actual director interino del programa de educación física del DE, José Eligio Vélez, hijo, quien hizo la salvedad de que se cumplía con los tres periodos de 50 minutos cada uno y no de una hora.

Sin embargo, no hay uniformidad en el cumplimiento de las horas de educación física ya que cada escuela actúa según sus circunstancias. Algunas escuelas, por ejemplo, cumplen con lo que dispone la ley, pero la mayoría en realidad no ofrecen el periodo de tres horas de educación física. Según el profesor Pérez, en su escuela, la José Pagán De Jesús del Barrio Sabana Hoyos de Vega Alta, hay 10 grupos que no tienen maestro de educación física.

Ante esa situación, los maestros que hay atienden entre ocho y diez grupos. El portavoz de los educadores físicos estimó que el DE debe asignar aproximadamente $25 millones para contratar y adiestrar al personal necesario para nombrar suficientes maestros de educación física y proveerle a los estudiantes suficientes horas de actividad.

Por su parte, el expresidente del Comité Olímpico de Puerto Rico, David Bernier, puntualizó que el Educación tiene que atender ese problema con prontitud. Opinó en que el dinero requerido para reclutar y capacitar a los educadores físicos es una inversión, no un gasto.

En fin, el panorama en el 2015 no luce diferente en cuanto a los reclamos y las acciones. Han transcurrido cinco años desde que el Tribunal Supremo diera un plazo de dos años al DE para estructurar un plan correctivo. Es una lucha que no llega a los titulares de periódicos o de los noticiarios, pero tanto la AMPR como la Asociación de Educación Física y Recreacción mantienen su reclamo de que la situación se atienda con premura y de paso se le economice al país mayores gastos de salud ante la creciente población de estudiantes y adultos que padecen de obesidad y sedentarismo.

Con la enmienda del 10 de agosto de 2000, se dispuso que cada escuela proporcionara a sus estudiantes un mínimo de tres horas semanales de educación física. Además, se estableció que se garantizaría un maestro de educación física a cada escuela y que en aquellas escuelas con más 250 estudiantes, se nombrarían maestros adicionales.


Comentarios

No hay comentarios

Hacer Comentario

Tendencias

Publicaciones Recientes