¿Por qué el magisterio no negocia sus condiciones de empleo y sueldo?

¿Por qué el magisterio no negocia sus condiciones de empleo y sueldo?

La pregunta es fácil de contestar, el magisterio no negocia con el patrono sus condiciones de empleo y sueldo porque aunque puede optar por ese derecho, no voto a favor del Sí en la elección sindical. En la elección sindical que se realizó en el 2008, casi 15,000 maestros votaron a favor del Sí a la negociación de sus condiciones de empleo y 18,000 votaron que no, que las condiciones de empleo y sueldo las decidiera unilateralmente el patrono. Esa es la razón por la que los maestros no tienen representante sindical exclusivo ni convenio colectivo mientras el resto de los empleados públicos, sí lo tienen. El voto por el No en una elección sindical es un voto a favor del patrono y aquellos que exhortan a los trabajadores a votar No en una elección sindical son aquellos que anteponen sus intereses personales y particulares al bien común de la clase trabajadora.

¿Por qué los maestros votaron a favor del patrono? Porque los grupos que no cumplieron con los requisitos para participar en la elección sindical, al saber que no estaban en la papeleta de votación como opción, decidieron mentirles a los maestros para que ninguna opción lograra la representación exclusiva. Son grupos que toman sus decisiones conforme a sus intereses personales y particulares y no por el bienestar del magisterio. Son grupos que tenían interés en mantener a los maestros sin el poder que brinda el Convenio Colectivo. Por culpa de esos grupos el magisterio perdió derechos ya que las nuevas leyes y enmiendas que apruebe el gobierno, son de aplicabilidad a los trabajadores que no tienen representación exclusiva ni convenio colectivo.

Un ejemplo de esto es la nueva ley que consolida los días libres en un solo día. Los trabajadores que tienen sus días libres negociados en un Convenio Colectivo no les aplican las leyes que se aprueban eliminando esos días. Esas leyes las aprueban para aplicárselas a los que no tienen convenio, como los maestros. Igual situación ocurrió con la disminución del Bono de Navidad, entre otros derechos.

¿Qué pasó en el 2008? En el 2008 pasó algo que el magisterio no debe olvidar para nunca más se repita la historia.  Luego del fracaso de la Federación de Maestros en negociar un convenio colectivo y su llamado a una huelga injustificada,  el magisterio perdió su Convenio y el derecho a la negociación colectiva. Al ocurrir eso, el Sindicato Puertorriqueño de Maestros, brazo sindical que el magisterio activo asociado creó en la Asociación de Maestros, solicitó la elección sindical cumpliendo con todos los requisitos establecidos en la Ley #45-1998, según enmendada. El requisito principal es presentar el 30% o más de las firmas de los maestros de la Unidad Apropiada de Docentes. El Sindicato de la Asociación pidió la elección con 17,000 firmas de maestros, casi el 50 % de la matrícula de maestros activos elegibles para votar.

La Federación se dividió en varios pedazos, Unete y Educamos, e intentaron radicar la petición de endosos pero no cumplieron con el 30% de las firmas y no pudieron participar.  Al conocer que no estarían en la papeleta se pusieron de acuerdo y lanzaron la campaña patronal más nefasta conocida en la historia del sindicalismo. Escondidos detrás de un supuesto Frente, le pidieron a los maestros el voto por el No, diciendo que en un año habría otra elección donde habrían una papeleta con sus organizaciones como opción. Engañaron a los maestros con falsedades sobre la Asociación de Maestros. Hoy día, el magisterio vive las consecuencias de esa acción contraria al sindicalismo, contraria a los mejores intereses de los maestros. La mayoría voto por el No creyendo que lo que esos grupos decían era cierto.

Así fue que el patrono ganó y tomó fuerzas. El mensaje de los maestros fue nefasto para la causa magisterial y el patrono se aprovechó de ese “cheque en blanco” que le acababan de entregar. El patrono tuvo el campo abierto para tomar decisiones sin contar con la participación ni el aval del magisterio. Y vino el desengaño. Pasaron el 2009, 2010, 2011 y ninguno de esos grupos solicitó elección sindical. Tuvo la Asociación, luego de solicitado en su Asamblea Ordinaria, volver a recoger firmas de maestros para solicitar una nueva elección para que por fin los maestros tuvieran una nueva oportunidad de reivindicarse y votar a favor del Sí a la Asociación para negociar un Convenio Colectivo.

La Asociación presentó en septiembre de 2011 una petición de elección con más de 20,000 firmas de maestros endosándola. La Federación intentó participar pero una vez más no logró el porciento necesario. Únete y Educamos, como siempre, sabiendo que no tienen la fuerza ni los recursos necesarios para solicitar por sí solas la elección, se unieron y solicitaron participar con el nombre de Frente Magisterial – estructura que había sido creada por todas las organizaciones magisteriales. De esa manera dañaron el nombre de ese “junte” magisterial, apropiándose de ese nombre. A pesar de eso, tampoco lograron recoger la cantidad de endosos necesarios en el tiempo determinado por la Ley de Sindicación de Empleados Públicos.

Al ver que no estarían en la papeleta, decidieron impugnar la participación de la Asociación acusándonos de que haber violado la Ley al decretar un Paro en contra de las escuelas chárter. Así mismo fue. Ellos que nos acusan de no actuar, en esa ocasión, para detener la elección, nos acusaron de realizar un Paro. Esa excusa fue suficiente para que el Gobierno decidiera que se tenía que detener la elección hasta hacer la investigación. La Ley 45 prohíbe al representante exclusivo hacer huelgas porque tiene a su disposición el poder y el derecho de la negociación colectiva. La Asociación aún no era el representante sindical exclusivo cuando llamó a una manifestación masiva en contra de las escuelas chárter. Esa fue nuestra defensa y el tribunal la validó. Les ganamos el caso, pero el mismo tardó dos años en resolverse, deteniendo la elección sindical, e impidiendo a los maestros el derecho a negociar sus condiciones de empleo, sueldo y beneficios marginales.

Al día de hoy la elección, a pesar de estar ordenada por el Tribunal, no ha sido convocada por la Comisión Apelativa del Servicio Público (CASP), organismo creado por la Ley de Sindicación para esos fines.

La Asociación decidió volver a solicitarles a los maestros su endoso y solicitar nuevamente una elección. De esa manera se intenta que no se detenga la elección sindical ya que sabemos que esos grupos volverán a intentar detenerla, en esta ocasión, acusándonos de que los endosos eran del 2011 y no vigentes. La Asociación de Maestros de Puerto Rico agradece la confianza del magisterio a su gestión, ya que en menos de tres (3) semanas, logró recoger más del 60% de las firmas de la Unidad Apropiada.

 

 

Marcha Vigilia hacia Fortaleza por la Elección Sindical


Comentarios

No hay comentarios

Hacer Comentario

Tendencias

Publicaciones Recientes