Templo del Maestro: primera casa de la Asociación de Maestros de Puerto Rico

Templo del Maestro: primera casa de la Asociación de Maestros de Puerto Rico

En el emblemático sector de Puerta de Tierra, en San Juan, yace un edificio de gran importancia y valor histórico para la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR). Esa estructura, construida para 1934, fue la primera sede del principal gremio magisterial del país que logró conseguir entre sus miembros miles de dólares para financiar parte del proyecto.

El Templo del Maestro, una edificación ubicada al otro extremo del Hotel Caribe Hilton, frente al Parque Luis Muñoz Rivera, hoy está abandonado, luego que los maestros fueran expropiados por el Departamento de Guerra de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial en 1942.

En ese entonces, y debido al contexto histórico, la Asociación de Maestros salió del Templo para acomodarse en una casa en Hato Rey. Tras varios años, la presidenta de la AMPR, Aida L. Díaz, solicitó recientemente que el edificio, de dos niveles, regrese a manos de sus dueños.

“Siempre que pasaba para ir al Capitolio a defender los derechos de los maestros veía ese edificio. Un día me percaté que en la sede de la Asociación teníamos una foto de la estructura y después de una búsqueda, nos percatamos que fue la primera casa de los maestros asociados”, explicó la profesora.

“Allí se inició una lucha de sacrificio y lucha del magisterio. Allí el magisterio dio una lección de lo que es la unión de voluntades y el deseo de contribuir hacia el desarrollo de una sociedad. Los maestros no tenían un lugar para reunirse y en ese entonces, llegaron a la conclusión de construir una sede. En ese lugar está la memoria del magisterio puertorriqueño. Ese templo tiene que regresar a manos del magisterio puertorriqueño de la Asociación de Maestros y no puede perderse. Nada debe construirse ahí que no sea la reconstrucción de ese templo”, puntualizó Díaz.

La líder magisterial recordó que fue allí donde se discutió y produjo parte de la legislación protectora del magisterio durante el siglo 20. En 1938, se aprobó la Ley de Permanencia y tres años más tarde se aprobó la Ley de los Doce Sueldos, estatuto que autoriza a los maestros cobrar todos los meses del año.

También, en el Templo del Maestro, Inés Mendoza defendió, en 1937, el español ante el Comité Hays y se discutió la investigación de la Masacre de Ponce. La estructura, diseñada y construida por el arquitecto, Joseph O’Kelly, es protagonista de una investigación de la Oficina de Conservación Histórica de Puerto Rico para que se le asignen fondos para su remodelación. Actualmente, el lugar permanece abandonado, sin uso y en gran deterioro.


Comentarios

No hay comentarios

Hacer Comentario

Tendencias

Publicaciones Recientes