Los beneficios de ser Asociado, seas transitorio, probatorio o permanente

Los beneficios de ser Asociado, seas transitorio, probatorio o permanente

La sindicación de los empleados públicos que laboran en Agencias Públicas se logró gracias a la aprobación de la Ley 45-1998 luego de un reclamo contundente por parte de los Sindicatos y Empleados Públicos del país. Desde la década de los años treinta, los empleados públicos que trabajan en Corporaciones Públicas, disfrutan el derecho de la sindicación, negociando convenios colectivos con sus patronos. Entre estos se encuentran los empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica, Acueductos, Fondo del Seguro del Estado, y otros. Las Corporaciones Públicas son agencias públicas cuyos servicios tienen un costo para sus usuarios.

La Ley 45-1998 identificó en la Sección 4.2 los empleados que disfrutarían del beneficio de la sindicación y los que estarían excluidos. Los empleados que podrán organizarse y afiliarse a organizaciones sindicales con el fin de ser cobijados por un Convenio Colectivo, son: los empleados con nombramientos en un puesto regular de carrera, de cualquier agencia del gobierno central. Quedaron excluidos de dicha Ley: 

(1) Empleados con nombramientos de confianza, transitorios, irregulares, por jornal y empleados confidenciales.

(2) Funcionarios sujetos a confirmación legislativa.

(3) Los supervisores de todas las agencias, según este término ha sido definido en esta Ley.

(4) Los empleados de la Comisión.

(5) Los empleados de la Oficina Central.

(6) Los empleados de la Oficina Propia del Gobernador y de unidades administrativas u oficinas adscritas que ejercen funciones confidenciales u ocupan puestos de confianza.

(7) Los empleados de la Oficina de Gerencia y Presupuesto.

(8) Los empleados que presten servicios para el Gobierno de Puerto Rico o para cualquiera de sus agencias o instrumentalidades en oficinas fuera de Puerto Rico.

(9) Los empleados de la Comisión Estatal de Elecciones.

(10) Los miembros de la Policía, los empleados y funcionarios civiles estatales de la Guardia Nacional de Puerto Rico y los agentes, empleados y funcionarios del Departamento de Justicia.

(11) Los empleados de la Oficina de Etica Gubernamental.

(12) Organismos creados con un propósito específico por un término fijo.

(13) Los empleados de la Universidad de Puerto Rico.

Desde la aprobación de esta Ley, todos los empleados públicos elegibles han decidido utilizar para su beneficio los derechos que esta Ley otorga. Los únicos empleados públicos que perdieron este derecho durante casi una década fue el Magisterio, pero en abril de 2016 se reivindicaron al elegir libre y democráticamente a la Asociación de Maestros de Puerto Rico - Local Sindical, como su representante sindical exclusivo. En agosto del mismo año ratificaron su primer Convenio Colectivo.

La Asociación de Maestros de Puerto Rico, en su lucha por lograr reivindicaciones para el Magisterio, no importa su categoría ni estatus laboral en el Departamento de Educación, ofrece una cantidad de beneficios y servicios, de los que solo se encuentran excluidos por su reglamento, los empleados gerenciales y los que ejercen funciones de supervisión. 

La imagen que acompaña este artículo contiene los beneficios que disfrutan los maestros sindicalizados (permanentes y probatorios) y los transitorios afiliados a la Asociación de Maestros de Puerto Rico.  Abajo puedes leer la Ley 45 de 1998.

 

 

 

Ley 45 1998 con enmiendas.


Comentarios

No hay comentarios

Hacer Comentario

Tendencias

Publicaciones Recientes