La verdad sobre la elección sindical.

La verdad sobre la elección sindical.

La Comisión Apelativa del Servicio Público (CASP) tiene en sus manos el proceso de elección sindical del magisterio puertorriqueño luego de que el pasado 21 de noviembre del 2014, el Tribunal Supremo así lo ordenara. “Hemos sido claros que la CASP debe ordenar de inmediato la elección sindical solicitada en septiembre de 2011, pues más de 23,000 firmas de maestros endosaron a nuestra organización para que negociara sus condiciones de empleo en un convenio colectivo, como su representante sindical exclusivo. La Asociación ha tenido que asumir la representación sin tener el derecho a la negociación, de la mayoría del Magisterio y hemos tenido que utilizar todo tipo de estrategias para lograr que se nos invite a participar de reuniones en los que se nos recuerda, que son diálogos y no procesos de negociación. Es tiempo ya de sentarnos a negociar y dejar en blanco y negro los acuerdos”, sostuvo la presidenta de la Asociación deMaestros de Puerto Rico, Dra. Aida Díaz.

Para la líder magisterial ese reclamo tiene hoy día más vigencia que nunca ya que según indicó “por culpa de la nefasta sentencia de la CASP en contra de la Asociación, hemos estado a expensas de las decisiones de los secretarios de Educación de turno, sin tener el derecho de participar de las negociaciones, cuando la Ley otorga ese beneficio a los empleados públicos que lo han elegido en elecciones sindicales. De hecho, hoy día, los no docentes en Educación, tienen negociado derechos que no son aplicables al magisterio, porque no tenemos un representante sindical exclusivo. Muchas de las cláusulas a negociar que hemos denunciado por años, no le costarían ni un centavo adicional al gobierno”.

La Sentencia del Apelativo establece que la Asociación de Maestros tiene la razón cuando estableció ante la CASP que debió participar de la elección y no ser recusada porque no estaba certificada como representante sindical exclusiva conforme a la Ley 45-1998, sino que actuaba como una organización sindical bonafide. “Radicamos una Moción ante la CASP para que celebre la elección de inmediato. Estamos en espera que la CASP declare ha lugar a la moción. Deseamos comenzar la negociación colectiva inmediatamente”, aseguró Díaz.

Ante la posibilidad de que la elección se realice durante este año la AMPR se ha adelantado a recordar la campaña del NO que presentaron los detractores unidos al gobierno, para evitar que el magisterio tuviera el derecho a la sindicación. Premisas erradas que podrían repetirse y que el magisterio tiene que tener presente pues está “Prohibido Olvidar” para que no volvamos a quedarnos sin el derecho a la negociación.

Te van a decir que representamos al patrono. Eso es Falso, la AMPR no representa al patrono ni a gerenciales ni directores ni supervisores. La AMPR representa a maestros, bibliotecarios, trabajadores sociales, consejeros, y demás docentes que no realizan tareas de supervisión. Así lo establece el reglamento de la AMPR. Los grupos Únete y Educamos se han unido a la EPA – que representa directores y a las dos organizaciones de directores en un frente para intentar derrotar a la AMPR ¿Quiénes son los patronales? Ellos.

Te dirán que respondemos al gobierno. Falso, la AMPR responde a los asociados y ha luchado contra gobiernos azules y rojos. Estecuatrienio ha enfrentado al Gobernador en el más alto foro judicial con la Reforma al Retiro de Maestros, a nivel legislativo por la intención de privatizar escuelas e imponer un Plan Decenal así como por las medidas contra el magisterio, desde una reducción en el bono de Navidad, cambios en las condiciones de trabajo, hasta el cierre de escuelas. La AMPR lucha por la educación de excelencia para los niños y jóvenes del País a través de un magisterio con mejores condiciones de trabajo y salario. Nuestra lucha no es por ideales personales y políticos. Esa es la razón de ser de nuestros opositores según constata un escrito público de Eva Ayala en el que asegura que en su grupo “no podemos posponer nuestra práctica como socialistas para cuando se logre la república. Como socialistas, contamos con muy poca inserción en la clase trabajadora. Contamos con alguna influencia en parte del liderato sindical organizado. Pero la cantidad de trabajadores (as) organizados no es muy alta. La inmensa mayoría del pueblo no ve el independentismo, y mucho menos el socialismo como alternativa. En el mejor de los casos, donde existe alguna unión, los trabajadores tienden a confiar en nosotros como dirigentes sindicales…”. En otras palabras, usan al magisterio y al sindicalismo para promover sus causas personales. ¡Prohibido olvidar!

Te dirán que la elección es antidemocrática. Falso, la elección sindical es una acción de democracia. La Ley 45 establece los requisitos para la participación de las organizaciones sindicales. La Asociación presentó en el 2011 sobre 21,000 tarjetas con las firmas de endoso, eso representó sobre el 65% del magisterio. La Ley 45 requiere el 30% y a los grupos interventores que también quieren participar en la elección, la Ley les requiere el 20% de tarjetas. Ni el Frente, ni UNETE, Ni EDUCAMOS, ni la FMPR pudieron conseguir ese 20%. Por eso no pudieron participar en el 2008 ni pueden participar en el 2011. La creación de tanto grupo magisterial que ni siquiera tienen una oficina donde ofrecer servicios a los maestros lo que crea es una percepción errada de un magisterio dividido, que tanto daño ha hecho porque engrandece al patrono y empequeñece al maestro. La Ley exige un solo representante sindical exclusivo no un grupo, pues se tiene que identificar quien se responsabiliza.

Te dirán que no somos un sindicato. Falso, desde su fundación en el 1911, la AMPR se estableció para defender al magisterio y laeducación. Los opositores de la AMPR intentarán que olvides que fueron justamente ellos los que se levantaron de la mesa de negociaciones dejando al magisterio sin convenio y sin derecho a la negociación.

Te dirán que no luchamos. Falso, la AMPR lucha a favor del trabajador, del sindicalismo y de la democracia. Creemos en la huelga como última opción, cuando ya se han agotado todos los remedios disponibles. Los anti-asociación te dirán que la huelga del 2008 que convocó la federación se perdió porque la AMPR no la apoyó. La verdad es que ni los federados la apoyaron.

Te van a insistir en que se impondrá una cuota. Falso, la AMPR no puede imponer cuota porque la Ley 45 lo prohíbe. Los unionados en una Asamblea deciden su cuota. La cuota de la AMPR es de $17.00.

Lo que te esconderán y jamás te dirán es que la solución al atropello por parte del patrono es ganar la representación sindical exclusiva para negociar las condiciones de empleo, sueldo y beneficios en un convenio colectivo. Está en tus manos cambiar la historia al votar SI para que por fin podamos negociar.


Comentarios

No hay comentarios

Hacer Comentario

Tendencias

Publicaciones Recientes